Saltar al contenido
Aniversario de Boda.net

Viaje de aniversario de bodas

¡Viaje a París!

Desde que conozco a mi esposa, siempre ha querido visitar París. Es un sueño que inclusive, ha tenido desde niña, pero nunca se pudo cumplir ni en su infancia, ni en su adolescencia.

No es solamente fan de la enorme torre Eiffel, de la cual tiene pinturas, dijes, llaveros y franelas. Toda la cultura francesa es para ella totalmente admirable, la adora.

Ha leído a la gran parte de los autores de esa tierra, en especial al gran Víctor Hugo. Es fan también de algunas joyas cinematográficas de ese país. Además, obtuvo muy buena calificación cuando estudió francés en la secundaria. Sin duda alguna, se nota su amor por esa tierra tan preciosa.

Me he encargado de darle diversos regalos relacionados con Francia, específicamente con París. Desde que somos novios, hasta hoy en día, que tenemos cinco años casados, siguen siendo de sus regalos preferidos. Es por eso, que para nuestro quinto aniversario decidí hacer su sueño realidad.

Si bien no tenemos mucho tiempo de casados, las bodas de madera siguen siendo importantes para nosotros. Cada aniversario lo celebramos con la importancia que merece. No hay nada más hermoso que celebrar el amor junto a ella.

La mañana de nuestro aniversario, la desperté instándola a que hiciera la maleta con prisa. Pese a sus constantes preguntas, jamás le dije el destino, hasta que llegamos al aeropuerto. La sorpresa fue todo un éxito. Al recibir los billetes con destino a París, mi esposa literalmente saltó de felicidad.

Hacerla feliz, me hace feliz a mí, y sin duda esta fue una de sus mayores alegrías. Planeé un fin de semana en París con diversos lugares para visitar. Obviamente, no podía faltar la torre Eiffel. De hecho, fue el primer lugar que fuimos a visitar apenas aterrizamos en suelo francés.

Puesto que todavía era temprano, luego de dejar nuestro equipaje en el hotel, nos dirigimos al gran Louvré. No nos dio tiempo de recorrerlo en su totalidad, pero vimos las pinturas más importantes que alberga. Al salir de allí, fuimos a cenar a un restaurante que quedaba a unos pocos metros del museo. Previamente me asesore con el Tripadvisor y ya tenía la reserva hecha antes de salir de casa. Fue perfecto!!! Comida exquisita, ambiente intimo , vino espectacular…. fue un instante romántico de los que siempre me acordaré. No os voy a engañar, el precio también iba acorde al nivel.

El día siguiente sí que recorrimos varios lugares de París. Tuvimos la oportunidad de entrar en la hermosa catedral de Notre Dame y admirar sus hermosas gárgolas. Visitamos el arco del triunfo y leímos los nombres de grandes héroes de la historia allí.

Al salir, pasamos la tarde recorriendo la hermosa avenida de los campos elíseos. Vernos juntos por ese lugar tan precioso rodeado de naturaleza, nos hizo enamorarnos mucho más. Para mí, ver su hermosa sonrisa durante todo el viaje, es una experiencia que no puedo comparar con nada más en el mundo.

Durante nuestro último día, visitamos el gran jardín de las Tullerías. Estuvimos allí hasta la tarde, hora en la que debíamos estar en el aeropuerto. Fue un viaje corto, pero intenso.

Lo disfrutamos mucho y sin duda celebramos nuestro aniversario de bodas con un viaje pendiente. Con esto me di cuenta que a pesar de ser una ciudad cara, cuando tienes una espina clavada ( por ejemplo: un viaje pendiente con tu amor) no importa tanto el dinero que supone. Creo que ir cumpliendo éste tipo de metas en general fortalecen las relaciones, al menos a nosotros.

Des de que hice éste viaje me propuse celebrar todos los aniversarios de boda intentando ofrecerle algo especial, el año pasado no pude sorprenderla con la misma magnitud pero éste año ya le tengo una idea de aniversario de boda original. Quizás os la explique en un futuro.

Felipe Vidal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *